PREMATUROS Y FAMILIA

Prematuros y TDA-H

El nacimiento prematuro causa inmadurez en el sistema nervioso central del feto y supone un factor de riesgo para desarrollar trastorno de

hiperactividad y déficit de atención (TDAH).

De acuerdo al Doctor Fernando Mulas, jefe de Servicio de Neuropediatría de la Fe de Valencia, en los últimos años se ha incrementado notablemente la tasa de nacimientos prematuros y de bajo peso al nacimiento (menor de 1.000 gramos), estos niños presentan más probabilidades de padecer trastornos neuronales porque su sistema nervioso central no se ha formado a término. Los niños prematuros tienen más riesgo de sufrir TDAH (Trastorno de Hiperactividad y Falta de Atención). El riesgo de sufrir esta enfermedad aumenta de 2,6 a 4 veces más en los prematuros. En un estudio dirigido por el Doctor Fernando Mulas.

Sobre el desarrollo neuropsicológico de prematuros de menos de mil gramos reveló a los ochos años de seguimiento que estos pequeños eran muchos más vulnerables ante la aparición de TDAH. De 150 recién nacidos pre-término fueron estudiados 50 supervivientes y se comparó su evolución neuropsicológica con la de un grupo control de 35 pequeños nacidos a término. Se comprobó que, aunque la capacidad intelectual estaba en el índice de la normalidad, la tasa de repetición de cursos académicos era de cuatro a cinco veces mayor, evidenciándose así los problemas de aprendizaje escolar.

TDA-H

DIAGNÓSTICO PRECOZ Y TRATAMIENTO

El Trastorno por Déficit Atención e Hiperactividad (TDAH) es la problemática del neurodesarrollo más frecuente en la clínica neuropediátrica.

Existe gran controversia en cuanto al diagnóstico del Trastorno por Déficit Atención e Hiperactividad antes de los 7 años, sin embargo, de acuerdo con los informes retrospectivos y diversos estudios longitudinales, existe un elevado porcentaje de los escolares con TDAH que desde edades muy tempranas eran evidentes conductas típicas del trastorno.

De acuerdo a información proporcionada por la Fundación CADAH tenemos que antes de los 7 años las evidencias encontradas son:

DE 0 A 3 AÑOS
  • * Padre TDAH
  • * Niños prematuros.
  • * Problemas en el embarazo.
  • * Llora muy habitualmente.
  • * No se reconforta con nada.
  • * Activo como bebé.
  • * Come mal.
DE 3 A 6 AÑOS
  • * Comportamiento impulsivo y arriesgado.
  • * No espera.
  • * Cambia muy a menudo de juguetes.
  • * No escucha los cuentos.
El Doctor Vaquerizo-Madrid señala los signos más relevantes referidos a esta edad (RevNeurol, 2005; 40: S25-S32):
  1. 1. Pobre disposición para el juego social con otros niños.
  2. 2. Exceso de preferencia por los juegos deportivos sobre los educativos.
  3. 3. Actitud desmontadora ante los juguetes, y pobre interés sostenido por el juego.
  4. 4. Retraso del lenguaje.
  5. 5. Retraso y torpeza en el desarrollo de la motricidad fina adaptativa.
  6. 6. Dificultades para el aprendizaje de los colores, los números y las letras.
  7. 7. Dificultades para el desarrollo gráfico y para la comprensión de la figura humana.
  8. 8. Inmadurez emocional.
  9. 9. Constantes rabietas y más accidentes que los niños de su edad.

Si antes de los seis años aparecen al menos seis síntomas: Impulsividad, no guardar el turno en el juego, perder las cosas, no organizarse, no mantenerse sentado, contestar antes de que le pregunten... entonces puede existir un déficit de atención. "Debe pasar en casa y en el colegio, porque si no podría ser un problema de adaptación".

El Dr. Juan Narbona, neuropediatra de la clínica Universitaria de Navarra, aconseja juegos con materiales reales y participación, "en los que tengan que controlarse", para mejorar la atención. Como el Dónde está Wally, que exige escrutar atentamente una página, o los juegos de mesa, donde hay que esperar turno, observar reglas y estar centrado. José Antonio Portellano concluye:

"Cuando un tratamiento psicoeducativo funciona, cambia el cerebro. Si era impulsivo y se le adiestra para que adquiera un aprendizaje verbal interno, habremos modificado la química cerebral".

CÓNOCE MAS





Dirección: Felipe Carrillo Puerto

N°337, Popotla, Miguel Hidalgo.


Teléfonos: 50 82 90 26 / 53 86 20 86

Síguenos en nuestras
redes sociales: